Esas mañanas de domingo en las que la casa desprende un irresistible aroma a repostería… ¿Existe una mejor sensación? El comienzo del otoño es una época en la que suele apetecernos realizar más actividades dentro del hogar. ¿Te gusta la repostería? Uno de los dulces más sencillos de preparar son las magdalenas caseras. Pero, como es habitual, existen ciertos trucos para que queden deliciosas. ¡Te los contamos todos a continuación!

13 trucos para tus magdalenas perfectas

  1. Ten en cuenta que todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente. Esto evitará que la masa “se corte”. Sácalos del frigorífico un buen rato antes de comenzar a preparar tus magdalenas caseras.
  2. Salvo que la receta indique lo contrario, te recomendamos emplear huevos de tamaño mediano para evitar agregar más líquido del necesario.
  3.   Emplea levadura química en polvo y harina de repostería, que es la más indicada para elaborar las masas que fermentan dentro del horno.
  4. No olvides añadir siempre una pizca de sal para realzar el sabor.
  5. Otro truco para potenciar el sabor de tus magdalenas caseras es añadir aromatizantes: ralladuras de limón o naranja, esencia de vainilla, cacao en polvo…
  6. Emplea aceite de oliva en lugar de otro tipo de grasas. La diferencia se nota en el sabor, pero también en la conservación y en la humedad de la magdalena.
  7. Para que la masa quede perfecta, debes batirla durante un buen rato. Esto hará que contenga suficiente aire, quedando un resultado mucho más esponjoso.
  8. ¡La paciencia es la clave! Deja reposar un tiempo la masa en la nevera antes de introducirla en el horno. El contraste frío – calor hará que tus magdalenas suban mucho más.
  9. No rellenes más de las ¾ partes de cada molde de magdalenas (que puede ser de papel o de silicona) para evitar que se salgan durante el tiempo de horneado.
  10. ¡No abras el horno bajo ningún concepto durante el tiempo de horneado! El cambio brusco de temperatura puede hacer que la masa baje.
  11. Hornea sobre la bandeja de metal de tu horno en lugar de hacerlo sobre la rejilla, ya que esta conserva mejor el calor.
  12. Cuando las saques del horno, déjalas reposar unos minutos para que se asienten.
  13.  Para que se mantengan perfectas durante varios días, puedes conservar tus magdalenas caseras en un bote hermético de lata.

Quizás te parece demasiada información, pero la parte buena es que la mayoría de estos trucos para hacer magdalenas caseras son bastante obvios. ¡Una vez que los adoptes como método de elaboración, ya no querrás hacerlas de otro modo! Si no dispones de una receta “familiar” para prepararlas, en internet hay multitud de ellas. ¡Elige la que más te guste y no olvides seguir todos estos consejos!

Recetas Gallo

Siempre un éxito en casa

ver receta
Magdalenas de zanahoria
con crema de mascarpone

ver receta
Plumas rayadas integrales
con pimientos tricolor

ver receta
Cous-cous
con pollo

ver receta
Cake integral de plátano,
nueces y chocolate

ver receta
Pasta de guisante
con salsa pesto y parmesano

ver receta
Ramen vegetariano

ver receta
Polvorones
sin gluten

ver receta
Ravioli de carne
con verduras

ver receta
Bicicletas con bechamel de tomate
y picadillo de jamón y queso

ver receta
Galletas integrales de aceite de oliva
y miel con semillas de lino

Te puede

INTERESAR