Historia de un éxito

NUESTRA PASTA ES GALLO

1946

1946

José Espona, funda Pastas Gallo mediante la adquisición de una fábrica de harinas en Rubí (Barcelona). La producción en aquel momento es de 10.000 kg al día.

1950

1950

Gallo introduce las primeras pastas fabricadas con sémola de trigo duro en España.

1952

1952

Nueva fábrica en Terrassa (Barcelona). La producción aumenta a 30.000 kg al día. Se amplía la gama de productos con la incorporación de harinas especiales para repostería, churrería y pastas alimenticias.

1956

1956

José Espona constituye la primera semolería de España.

1958

1958

Gallo introduce las primeras pastas fabricadas con sémola de trigo duro. Nuestro fundador adquiere la Fábrica de Harinas de El Carpio (Córdoba) y la transforma en semolería. La producción en aquel momento es de 60.000 kg al día.

1961

1961

Tras la absorción de la fábrica de Ramón Pagés, se constituye la empresa Productos Alimenticios Gallo.

1968

1968

Se coloca la primera piedra de la fábrica de Granollers (Barcelona).

1969

1969

Creación del Centro Técnico Alimentario, sociedad con los agricultores de Andalucía y Extremadura para lorem ipsum loremipsum

1970

1970

Gallo introduce las variedades de pasta compuesta y se consolida como marca líder.

1978

1978

Constitución de Comercial Gallo.

1980

1980

Adquisición de Saula en Calella y Granollers (Barcelona) y El Águila en Esparreguera (Barcelona).

1988

1988

Sofia Loren se convierte en la imagen de Gallo y se emite la primera campaña de TV con la actriz como embajadora de la marca

2000

2000

Gallo inicia una andadura de nuevos retos, lanzando al mercado pastas y salsas frescas

2004

2004

Lanzamiento de la gama Sin Gluten al mercado. Inauguración de la planta de productos frescos en Granollers (Barcelona), una de las más modernas de Europa. Actualmente, el grupo Gallo da empleo a más de 500 personas.

2014

2014

Lanzamiento de la gama Soba al mercado, los originales Yakisoba. El lanzamiento es fruto de la alianza con Nissin Foods Group (Nissin), pionero en la industria de los noodles instantáneos y líder del mercado japonés.

2015

2015

La fábrica de Esparraguera (Barcelona) se ha convertido en la primera fábrica del país en producir pasta sin gluten de manera exclusiva.

“Hechos de otra pasta desde 1946”

Pastas Gallo es el sueño hecho realidad de un joven emprendedor, José Espona, quien, en 1946 y con solo 20 años, adquirió una fábrica de harinas en Rubí (Barcelona).

 

Por aquel entonces, todos los fabricantes de pastas trabajaban exclusivamente con trigo blando. Pero José Espona demostró desde sus comienzos empresariales que estaba hecho de otra pasta. Su carácter innovador y emprendedor abrió el camino del trigo duro en España, convenciendo a un gran número de agricultores para iniciar la plantación de esta nueva variedad y sembrando las semillas que, años después, harían realmente únicos los productos de Pastas Gallo.

Innovación y calidad: el ADN de Pastas Gallo

José Espona: un auténtico visionario

Espona construyó la primera semolería de España en 1956 y, en 1958, cuando apenas existía mercado para la pasta en España, compró un antiguo molino en El Carpio y lo convirtió en fábrica de pastas. Poco más de una década después, ya era posible encontrar Pastas Gallo en más de 100.000 puntos de venta en toda España. En los años setenta, Gallo introdujo las variedades de pasta compuesta y se consolidaba como marca líder en el mercado.

“Obsesionado” por la innovación

La obsesión de José Espona por la innovación estuvo siempre sustentada en su constante afán de aprendizaje. En 1960 viajó a Italia con el objetivo de aprenderlo todo sobre la sémola de trigo duro. Tras este proceso formativo, adquirió la semolería de la Puebla de la Calzada (Extremadura), Fábricas de Pasta Faisán (Madrid) y La Góndola (Valladolid), iniciando un arduo proceso de adquisición y reorganización de nuevas fábricas en Ferrol, Vigo, Torrelavega, Málaga, Cádiz, Granada, Cartagena, Bailén y Palma de Mallorca, entre otras.

La continuación del legado de José Espona

Ya en el siglo XXI y tras el fallecimiento de su fundador, Pastas Gallo continúa el legado de José Espona, primando la diferenciación en el mercado. La innovación, la calidad y la apuesta constante por los nuevos retos forman parte del ADN de Gallo, y son muchos los ejemplos que así lo demuestran, como el lanzamiento de las nuevas pastas frescas, los productos refrigerados y, por supuesto, la inauguración en 2004 de una de las plantas de productos frescos más modernas de Europa, ubicada en Granollers (Barcelona).

Años 2000: a la vanguardia del sector de la pasta

Siguiendo esta misma dinámica, en los últimos años, Gallo ha continuado asumiendo nuevos desafíos, como el lanzamiento de toda una gama de productos sin gluten (2004), las nuevas variedades de pasta integral y una nueva gama de pasta clásica que se prepara en solo 3 minutos (2013). En 2015, la fábrica de Esparraguera (Barcelona) se convirtió en la única del país en producir pasta sin gluten de forma exclusiva. Hoy en día, los productos de Pastas Gallo se consumen en más de 40 países diferentes.

75 años comprometidos con la alimentación saludable

75 años de historia avalan el saber hacer y el liderazgo de Gallo no solo en lo que a ventas se refiere, sino también en cuanto al crecimiento, la calidad, la innovación y el firme compromiso con la alimentación saludable.

¿El secreto de la calidad? Control íntegro de todo el proceso productivo

Gallo trabaja para ofrecer productos con la mirada puesta en consumidores que buscan una alimentación sana y equilibrada. El compromiso con la más alta calidad está garantizado con la plantación de variedades de trigo duro propias y un control integral del proceso de producción en las fábricas de Pastas Gallo. Todos los productos de la marca obedecen de este modo a los más altos estándares de calidad, garantizando a los clientes que solo lo mejor de lo mejor llegará hasta su mesa.

El futuro de la pasta

A lo largo de toda su trayectoria, Gallo ha sabido anticiparse a las nuevas tendencias y necesidades de los consumidores, creando productos innovadores y abriendo nuevos caminos en el mundo de la pasta (como las pastas enriquecidas con verduras y fibra o la “pasta para ensaladas”). Todo ello nos hace pensar que, muy probablemente, el rumbo que tome el sector en el futuro, continuará estando liderado por Gallo.