El 20 de marzo se celebra el Día Mundial de la Harina. Con este motivo, hoy nos sumergimos en la historia de este alimento fundamental en la dieta global. Esencial en la elaboración de panes, pastas, postres y una infinidad de recetas, la harina no solo nutre nuestros cuerpos, sino también nuestras culturas. Acompáñanos en este viaje histórico y descubre cómo Pastas Gallo se ha posicionado en la vanguardia de la calidad y la innovación en la producción de harinas.

El inicio de un legado milenario

  • Primeros descubrimientos

La historia de la harina se remonta a la prehistoria, donde se encontraron las primeras evidencias de granos molidos en piedras.

  • Evolución hacia la agricultura

Con el nacimiento de la agricultura en el Neolítico, hace unos 10,000 años, el cultivo de cereales como el trigo marcó el inicio de la producción de harina a mayor escala.

La revolución de la harina

  • Los molinos de agua y de viento

La invención de los molinos de agua y luego de viento revolucionó la producción de harina, permitiendo una molienda más eficiente y en mayores cantidades.

  • La harina en la era industrial

La revolución industrial trajo consigo mejoras significativas en la molienda, con maquinarias que optimizaron aún más el proceso.

La popularización y la globalización

  • El pan, alimento universal

La facilidad de producir harina en grandes cantidades transformó al pan y a otros productos horneados en alimentos básicos a nivel mundial.

  • Diversificación y expansión

La globalización permitió la mezcla de culturas y, con ello, la introducción de distintos tipos de harinas y recetas en diversas partes del mundo.

La harina hoy: calidad y variedad

  • Innovación constante

El mercado actual de la harina se caracteriza por su constante innovación, ofreciendo productos que se adaptan a las necesidades nutricionales y gustos de los consumidores.

  • Sostenibilidad y salud

La demanda por productos más saludables y sostenibles ha llevado a la creación de harinas integrales, orgánicas y de especialidad.

Algunos tipos de harinas: enfocándonos en la calidad

Harina de trigo

Es la más conocida y utilizada globalmente, ideal para panes, pastas, y repostería. Dentro de esta categoría, encontramos varios subtipos:

  • Harina de trigo todo uso: versátil, es la que comúnmente tenemos en nuestras cocinas.
  • Harina de trigo panadera: también conocida como “harina de fuerza”, posee un contenido de proteína más alto, es perfecta para hacer pan.
  • Harina de trigo para repostería: de menor contenido proteico, resulta ideal para bizcochos y pastelería fina, donde se busca una textura más suave y esponjosa.
  • Harina especial para freír: diseñada para absorber menos aceite y proporcionar un rebozado más crujiente y ligero, esta harina es el secreto para obtener frituras perfectas. Su composición ajustada garantiza una cobertura uniforme y una textura ideal sin sobrecargar los alimentos con grasa.
  • Harina integral: mantiene todas las partes del grano, ofreciendo un mayor contenido de fibra y nutrientes.
  • Mix sin gluten: preparado a base de harina arroz y fécula de patata, es el sustituto ideal de la harina tradicional para aquellas personas celíacas o intolerantes al gluten, aunque, por supuesto, puede ser consumida por cualquiera.
  • Harina de espelta integral: elaborada con harina de espelta integral, puede usarse para sustituir la harina de trigo en todos tus platos.
  • Harina multicereales: esta harina representa una opción de lo más nutritiva y surge de la mezcla del trigo, el centeno, la espelta y la avena. Con ella podrás elaborar riquísimos panes, galletas y bizcochos.
  • Harina BIO: la opción más acertada para quienes más se cuidan (a ellos mismos y al planeta). Elaborada naturalmente y con todos los cuidados de preservación del medioambiente.

La calidad superior de las harinas Gallo

En Gallo, nuestro compromiso con la excelencia nos lleva a seleccionar cuidadosamente los granos, empleando procesos que garantizan una harina superior, capaz de darle a nuestras pastas ese sabor y textura inigualables que nuestros clientes aman. Nuestras harinas no solo cumplen con los más altos estándares de calidad, sino que también se adaptan a las preferencias y necesidades de nuestros consumidores, ofreciendo diferentes variedades.

La harina, más que un simple ingrediente, es un auténtico testigo de la evolución humana y, como alimento, ha ido adaptándose y transformándose a lo largo de los siglos. En Pastas Gallo, nos proponemos honrar este legado continuando con la tradición de ofrecer productos de la más alta calidad, manteniéndonos fieles a nuestras raíces mientras miramos hacia el futuro. En este Día Mundial de la Harina, celebremos juntos la rica historia y el brillante porvenir de este alimento esencial.

Recetas

Similares

Recetas Gallo

Siempre un éxito en casa

ver receta
Spaghetti con almejas
y calabacín

ver receta
Pasta de lenteja roja
con boloñesa de chile picante

ver receta
Ensalada de pasta de garbanzo
con salmón

Te puede

INTERESAR

Qué tipos de harina hay y cuáles usar

La harina es un ingrediente esencial en…

Leer
La historia de la primera semolería sin gluten de España

Sufrir celiaquía, alergia o intolerancia al gluten…

Leer
¿Qué ingredientes se usan en una lasaña?

La lasaña es uno de los platos…

Leer
¿Cuál es la diferencia entre pasta integral y pasta tradicional?

La pasta –en todas sus versiones y…

Leer
Celebramos nuestro 75 aniversario a tu lado

En Pastas Gallo llevamos toda la vida…

Leer