Lograr una receta deliciosa depende de nuestra destreza en la cocina, pero, por supuesto, también de la calidad de los ingredientes que escojamos. Si quieres sorprender a tus invitados con un plato de pasta digno de restaurante, ¡opta por la mejor materia prima! ¿Conoces Gallo Selección 1946? Te contamos el secreto de esta pasta tan especial: ¡su molde de bronce!

Si eres todo un apasionado del mundo de la pasta, tienes que probar la más alta expresión de excelencia de Gallo. Una pasta cuyo valor empieza en el origen, escogiendo trigos de gran selección. Tras la recolección, este trigo es trefilado con un molde de bronce, que le dará esa textura tan irresistible y especial. Pero, ¿por qué es tan importante el molde de bronce?

El proceso de trefilado y el molde de bronce

Excepto la pasta artesanal, a la que se le da forma de manera manual, en el proceso de elaboración de toda pasta, es muy importante el paso en el que se le da la forma. Normalmente, esto se realiza con un molde (que también recibe el nombre de tráfilo). Esta parte del proceso determinará, en gran medida, la textura final que adquiera la pasta y su forma de absorber el sabor de las salsas. Es por ello que el molde de bronce es la mejor forma posible de otorgar a una pasta una textura más porosa y “al dente”, razón por la que las salsas se impregnarán mucho mejor en ella. Otra ventaja de la pasta con molde de bronce es que, al cocerla, pierde menos mucho menos almidón (por lo que queda más sabrosa en el plato).

El proceso de trefilado y el molde de bronce

En cuanto a la diferencia visible de la pasta trefilada con molde de bronce, por norma general, cuando está seca, muestra una apariencia mucho más irregular, rugosa o “rústica” (como si estuviera veteada). En otras palabras: su apariencia resulta más artesanal que la pasta común. Y es que son, precisamente esas “vetas” e irregularidades, las que permiten que los ingredientes que agregamos a la pasta se adhieran mucho mejor, de manera que la salsa no se escurra en el plato.

Gama Selección 1946

La gama Selección 1946 de Gallo consta de formas grandes, con un sabor y textura que se impregnan a la perfección con la salsa elegida. Es una pasta obtenida a partir de una elaboración tradicional y artesanal. Se trefila la pasta con un molde de bronce y se elabora con un proceso lento, delicado, exigente y atento, con un secado más controlado, perpetuando así la tradición. El resultado, como ya hemos mencionado anteriormente, es una textura y rugosidad realmente única y una mayor absorción del sabor de la salsa y los ingredientes con los que acompañamos nuestra pasta. En definitiva ¡se nota en el paladar! Y tú: ¿has probado ya la pasta Selección 1946? ¿A qué esperas para disfrutar de su gran diferencia y calidad?

Recetas

Similares

Recetas Gallo

Siempre un éxito en casa

ver receta
Pasta de lenteja roja
con boloñesa de chile picante

ver receta
Ensalada de pasta de garbanzo
con salmón

ver receta
Spaghetti con almejas
y calabacín

Te puede

INTERESAR

8 trucos para cocer pasta

Los verdaderos amantes de la pasta estarán…

Leer
¿Qué ingredientes se usan en una lasaña?

La lasaña es uno de los platos…

Leer
El origen de la pasta: ¿de dónde viene realmente este…

La pasta ha sido uno de los…

Leer
Clasificación de los tipos de pasta

La pasta alimenticia de Calidad Superior, –que…

Leer
Desde Asia hasta tu paladar: Así es Ta-Tung, la comida…

¿Te imaginas un viaje por Asia sin…

Leer