• 4
  • right_icon media
  • Mins

Ingredientes de la receta

  • 200 gramos de Bicicletas

  • 2 cucharadas (9gr.) de Aceite virgen de oliva

  • 2 cucharadas (24gr.) de Harina de trigo

  • 500 mililitros (1g.) de Leche entera

  • 2 cucharadas (15gr.) de Salsa de tomate

  • 100 gramos de Queso Manchego/semi

  • 100 gramos de Jamón cocido York

  • 1 pizca de Sal

  • 1 pizca de Pimienta blanca

Preparación

  1. Hervir las bicicletas Gallo según el tiempo indicado en el envase. Reservar.
  2. En un cazo, mejor antiadherente, preparar una bechamel. Comenzar calentando el aceite.
  3. Antes de que humee, disolver la harina hasta que haga una pasta.
  4. A continuación, ir echando la leche poco a poco y removiendo cada vez para homogeneizar la mezcla. El resultado es mejor si la leche se añade caliente o al menos no fría de la nevera.
  5. Una vez incorporada toda la leche, añadir la salsa de tomate y dejar hervir todo unos 3 minutos removiendo de vez en cuando para que la salsa no se enganche en el fondo.
  6. Salpimentar al gusto.
  7. Cortar el queso y el jamón a cuadraditos.
  8. Mezclar la pasta con la bechamel de tomate y añadir el jamón y el queso por encima.

Descripción de la receta

La bechamel es una salsa neutra muy aceptada por los niños. Podemos probar combinaciones además de con tomate con puré de zanahorias, de brócoli, champiñones…

PROPIEDADES

Esta bechamel está elaborada con aceite en lugar de mantequilla. La mantequilla es rica en grasas saturadas que deben controlarse en la dieta, en cambio, el aceite de oliva es una grasa saludable imprescindible cada día. Si aún se desea restringir más las grasas se puede elaborar la bechamel con leche desnatada, pero cuidado, así también estamos eliminando vitaminas liposolubles como la A y la D.