¿Has probado las pastas de legumbres? Te contamos qué son, cuáles son sus principales beneficios y cómo cocinarlas.

La pasta es una de las comidas más versátiles y que más gusta tanto a mayores como a pequeños. La materia prima tradicional a partir de la que se obtiene este alimento es el trigo duro, aunque ahora existen diferentes variedades de pastas que se elaboran a partir de diferentes legumbres, como los garbanzos, las lentejas o los guisantes.

Qué es la pasta de legumbres

La pasta de legumbres es una variedad de pasta seca que se elabora a partir de diferentes harinas de legumbres, en lugar de con la tradicional harina de trigo. Y, aunque en el mercado existen diferentes pastas de legumbres, las de Pastas Gallo están elaboradas 100% con un único ingrediente –la legumbre-, que puede ser garbanzo, lenteja o guisante. Al igual que la de trigo, podemos encontrar pasta de legumbres en forma de macarrones, espaguetis, fideos, espirales… para cada tipo de receta.

¿Qué beneficios tiene el consumo de pasta de legumbres?

  1. La principal ventaja de la pasta de legumbres es que cuenta con un sabor y textura muy similares a los de la pasta tradicional de trigo que tanto nos gusta, pero con los beneficios nutricionales de comer un buen plato de legumbres.
  2. No contiene gluten, por lo que se convierte en una opción rica y asequible para celíacos y personas intolerantes.
  3. La pasta elaborada con legumbres tiene más fibra y proteínas que la pasta de trigo –siendo una opción genial para las dietas vegetarianas o veganas-.
  4. Además, la pasta de legumbres contiene también menos grasas y azúcares.

Por todo ello, este tipo de pasta es el complemento ideal para aumentar el consumo de legumbres en la dieta, siendo sobre todo una comida perfecta para los niños y las personas a las que les cuesta más comer este alimento.

¿Cómo cocinamos la pasta de legumbres?

Otra de las ventajas de la pasta de legumbres es lo sencillo que resulta cocinarla, ya que se prepara exactamente igual que la pasta tradicional. Se debe hervir el tiempo indicado en el envase (que variará en función de cada tipo de legumbre). Después, se escurre y se acompaña con los ingredientes o la salsa que deseemos. Al igual que la pasta tradicional, las pastas de legumbres se pueden consumir frías (en ensaladas) o calientes.

Recetas

Que te pueden interesar

ver receta
Spaghetti de tomate y espinacas
con berenjena, yogur, granada y vinagre balsámico

ver receta
Macarronada
con pollo y vegetales

ver receta
Pasta bowl
con atún y verduras

ver receta
Mona de Pascua
de chocolate

ver receta
Spaghetti con mejillones
y calabacín

ver receta
Tallarines
con conejo y gambas

ver receta
Tips para empanar
con pan rallado sin gluten

ver receta
Croquetas
de pollo

ver receta
Spaghettis sin gluten
con espárragos, ricotta y jamón crujiente

ver receta
Maccheroni a la zucca

Te puede

INTERESAR