Para muchas personas, calcular la ración de pasta necesaria para preparar una comida resulta a veces todo un reto. Por eso, muchos prefieren que sobre comida, para asegurarse así de que no falte. Es una buena solución para no quedarnos cortos, y más aún, teniendo en cuenta que la mayoría de los platos de pasta se conservan a la perfección en el frigorífico, pudiendo volver a calentarse días después. Pero para que no pierdan sabor y textura, es importante saber cómo recalentar fideos y pasta correctamente. ¡Toma nota!

Lo primero que debes tener en cuenta es que no es lo mismo recalentar pasta para sopa, que una pasta que ha sido previamente hervida y sin salsa. Cuando se trata de pasta sin ninguna salsa, la mejor opción para reconstituirla sin que su textura se vea comprometida es sumergirla durante unos 30 segundos en agua hirviendo, retirarla, escurrirla de forma inmediata y posteriormente añadir la salsa. En el caso de querer recalentar pasta para sopa, lo único que debemos tener claro es que no será necesario llevarla a ebullición de nuevo.

Métodos para recalentar la pasta

Recalentar pasta en el microondas

Es el método más adecuado para recalentar fideos o pasta que nos ha sobrado con su salsa o en un plato ya preparado de un día anterior. Para ello, basta con colocar la pasta en un recipiente apto para microondas (como, por ejemplo, un cuenco de vidrio) y calentar durante varios minutos a una potencia no demasiado alta. Para que la pasta no quede demasiado caliente en los laterales y fría en el centro, deberemos distribuirla de forma uniforme en un plato ancho. Y para que no se reseque, lo ideal es cubrirla con una tapa de plástico especial para microondas, que permita que el vapor salga. Mejor más minutos a menor potencia. Una alternativa al microondas es poner la pasta en un colador bajo agua caliente hasta que esté a la temperatura deseada, y mezclarla después con la salsa deseada.

Recalentar pasta en la sartén

En este caso deberemos añadir un poco de aceite a la sartén y posteriormente incorporar la pasta, removiendo de vez en cuando. Incorporaremos un extra de salsa en el caso de que la que teníamos estuviera ya muy seca.

Recalentar pasta en el horno

El horno será sin duda la mejor opción en el caso de que tengamos porciones grandes de pasta a recalentar. Para ello, deberemos precalentar el horno a 180ºC y poner la pasta en una bandeja. Añadiremos un poco de agua (lo ideal, si se ha conservado el agua de la cocción de la propia pasta, es añadir esta) o, en su defecto, salsa. Cubriremos la bandeja con papel de aluminio para retener mejor la humedad y esperaremos unos 15 minutos aproximadamente.

Cómo recalentar la pasta sin gluten

Al contrario que las pastas de trigo duro, las pastas sin gluten tienen una reología especial, que hace que no sea recomendable volver a calentarlas una vez frías. La excepción es si la pasta sin gluten se ha conservado con algún tipo de salsa o en sopa. En este caso, si podríamos recalentarla sin ningún tipo de problema, pero si se calienta sola, perderá su textura y sabor. Esto mismo sucede con las pastas elaboradas a partir de un 100% de legumbres: si se calientan en sopa o con salsas, el resultado será bueno, no siendo así si las recalentamos solas.

 Como ves, aprender cómo recalentar fideos o cualquier tipo de pasta es muy sencillo y, si lo haces siguiendo nuestras instrucciones, disfrutarás prácticamente de un rico plato con el mismo sabor y textura que recién cocinado. Es una de las grandes ventajas de este alimento, ¿no crees? ¡Apúntate a la tendencia 0% desperdicio alimenticio disfrutando de las sobras de tus platos de pasta días después de haberlos hecho!

Te puede

INTERESAR

¿Cómo conservar la pasta cocida?

Seguro que alguna vez te has preguntado…

LEER

¿Qué tipo de pasta elegir para cada salsa?

Existen tantos tipos de pasta como salsas…

LEER

Cómo conservar el pan rallado

Para conseguir perfectos empanados o rebozados, para…

LEER

¿Qué puedo hacer para que las placas de lasaña no…

Una de las dificultades que tiene el…

LEER

Platos de pasta para una cena fácil, rápida y ligera

Llegar a casa y tener muy poco…

LEER