¿Qué propiedades nutritivas tiene la pasta?

La pasta de trigo duro contiene vitaminas del grupo B, esenciales para el metabolismo de hidratos de carbono y grasas. Además es una una importante fuente de vitamina E, un activo antioxidante de las grasas a nivel celular que a la vez mantiene joven el corazón, las venas y las arterias.Además de los carbohidratos, la pasta proporciona proteínas de origen vegetal, con lo que se puede substituir la excesiva ingesta de proteínas de origen animal, habitual en algunas dietas de hoy en día.

¿Por qué la pasta es necesaria en una dieta equilibrada?

Porque contiene un alto porcentaje de hidratos de carbono y proteínas y su contenido en grasas en muy bajo. Esto permite que puedas elegir muchos condimentos para combinar de una forma sana y equilibrada. La pasta proporciona mucha energía para el metabolismo oxidativo, contiene mucha fibra y macronutrientes, lo que la convierte en un alimento muy completo.

¿Cuál es el consumo recomendado de pasta?

En una dieta equilibrada, de entre todas las comidas y cenas semanales, cuatro o cinco de ellas deberían incluir este tipo de alimento.

¿Es cierto que si se desea perder peso se recomienda reducir el consumo de pasta?

No, este argumento carece de base científica, tal como demuestra el estudio “Carmen” de la Dra. Riobó. En caso de necesitar una dieta baja en calorías se deberá disminuir el consumo de cualquiera de los 3 macronutrientes, pero principalmente el de grasa e incrementar la práctica de ejercicio físico. Las dietas de adelgazamiento deben ser bajas en calorías, pero no hay ninguna necesidad de reducir el consumo de carbohidratos, ya sea en forma de pasta, frutas, verduras o legumbres. Incluso se recomienda comer pasta a las personas con sobrepeso o por ser un alimento saludable y versátil.

Falsos mitos sobre la pasta: ¿Es cierto que la pasta engorda?

No. Porque tiene un contenido muy reducido de grasas. De hecho, 100 gramos de pasta –que es una ración abundante- contienen menos de 1 gramo de grasa. Por si no lo sabías, la pasta aumenta con la cocción hasta tres veces su volumen en crudo, con lo que satisface mucho el apetito. Y además, al ser un alimento de fácil digestión, pero de lenta asimilación, retrasa el estímulo del hambre y el deseo de comer. El secreto es no mezclarla de manera inadecuada con otros alimentos.

¿Por qué no engorda la pasta?

La pasta no engorda porque:

  • 100 gramos de pasta simple –que es una ración abundante- contienen 2,0 gramos de grasa, y un alimento que no contiene grasa no puede producirla.
  • 100 gramos de pasta contienen como máximo 72 gramos de hidratos de carbono (excluida la fibra), cuya cantidad representa menos de un cuarto de las necesidades de hidratos de carbono en la dieta ideal. Por tanto, si no hay exceso alguno de los mismos, no se transforman en grasa.
  • 100 gramos de pasta aumentan con la cocción hasta tres veces su volumen en crudo, lo que representa un plato abundante, con un gran poder de saciedad, que satisface un buen apetito. Además, la pasta es un alimento de fácil digestión pero de lenta asimilación, lo que retrasa el estímulo del hambre y el deseo de comer de nuevo. Quien come pasta come menos y no tiene hambre entre comidas, así que quien come pasta no engorda.

¿Por qué, entonces, a todas las personas que se someten a un régimen de adelgazamiento se les recomienda disminuir el consumo de pasta?

Este hecho no tiene ninguna base científica. En estos casos se debe recomendar una dieta hipocalórica equilibrada, es decir, disminuir el contenido calórico total de la dieta. Para ello, hay que disminuir el consumo de cualquiera de los 3 macronutrientes, pero principalmente se recomienda rebajar el consumo de grasa (que es el nutriente con mayor densidad energética), junto a un incremento del ejercicio físico. Por lo tanto, las dietas de adelgazamiento deben ser bajas en calorías a expensas fundamentalmente de reducir las grasas, pero no hay ninguna necesidad de reducir el consumo de carbohidratos, ya sea en forma de pasta, frutas, verduras o legumbres.