La cocción al vapor evita el uso de aceites, disminuyendo en gran cantidad las calorías y grasas saturadas de las recetas.

Cocinar la pasta al vapor puede sorprender en un primer momento pero pruébalo y verás qué fácil es, a continuación te mostramos cómo…

  • Llenar una olla con agua, añadiendo, si se desea, especias de nuestra preferencia; pimiento en grano, laurel, eneldo, o porqué no, un corrito de vino blanco.
  • Cuando el agua hierva, colocar  dentro de la cazuela el cestillo para cocinar al vapor y añadir la pasta rellena fresca.
  • Esperar unos 5 minutos.

Una forma de cocinar algo más larga, pero asegurando que la pasta no se abra y pierda el relleno.