Para evitar el fuerte sabor de la cebolla, déjala cortada en remojo con agua y vinagre o agua y sal durante 20 minutos.

No las pongas más de 20 minutos, sino no tendrán sabor a nada