• 4
  • right_icon media
  • 40 Mins

Ingredientes de la receta

  • 250 g de Tallarín Gallo

  • 100 g de pechuga de pollo

  • 3 puerros

  • Cebollas tiernas

  • 3 cucharadas de vino blanco seco

  • 3 cucharadas de queso parmesano rayado

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • Sal

  • Pimienta

Preparación

  1. Quitar las hojas más duras de los puerros y de las cebollas tiernas, quitarles las raíces, lavarlos y picarlos por separado
  2. Lavar y secar la pechuga de pollo
  3. En una sartén calentar el aceite, añadir la pechuga de pollo salpimentada, dorarla por ambas partes y dejarla cocer durante ocho minutos
  4. Escurrirla y mantenerla caliente
  5. En la misma sartén añadir los puerros picados y rehogar
  6. Verter el vino blanco y tres cucharadas de agua y cocer durante 10 minutos
  7. Añadir las cebollas tiernas y continuar la cocción durante 10 minutos
  8. Añadir las cebollas tiernas y continuar la cocción otros 10 minutos
  9. Verter un vaso de agua y cocer durante otros 10 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera
  10. Salpimentar
  11. Una vez finalizada la cocción, triturar hasta obtener una salsa homogénea y mientras tanto, cocer los tallarines en abundante agua salada en ebullición tal y como indica en el envase
  12. Escurrirlos, ponerlos en una fuente honda y caliente y añadir, removiendo, el queso parmesano rayado y un chorro de aceite
  13. Condimentarlos con la pechuga de pollo cortada en tiritas y la salsa caliente
  14. Servir enseguida