• 4
  • right_icon media
  • 25 Mins

Ingredientes de la receta

  • 320 g de Spaghetti Gallo

  • 32 mejillones

  • 250 g de calabacín

  • 200 g de tomates pelados

  • 1/2 cebolla

  • 1 dl de vino blanco

  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen

  • 1 cucharada de perejil triturado

  • Sal y pimienta blanca

Preparación

  1. Pon una cucharada de aceite en una sartén y saltea en ella los calabacines, cortados a dados, removiéndolos con una cuchara de madera hasta que se doren ligeramente
  2. Salpimenta
  3. En otra sartén con una cucharada de aceite, sofríe la cebolla rallada y añade el tomate cortado a trocitos
  4. Mézclalo todo y sálalo ligeramente
  5. En una cazuela, echa el aceite restante, el vino y los mejillones bien limpios
  6. Cúbrelo durante unos 45 minutos, hasta que se hayan abierto
  7. Retíralos del fuego y quítales las cáscaras
  8. Cuela el líquido de la cocción y déjalo reducir en una sartén, añadiendo a continuación la salsa de cebolla y tomate, los calabacines y los mejillones
  9. Cuece la pasta en abundante agua hirviendo con sal hasta que esté al dente y sírvela con la salsa, espolvoreada con perejil