• 6
  • right_icon media
  • 40 Mins

Ingredientes de la receta

  • 12 placas de Lasaña Directa al Horno Gallo

  • 1Kg de mejillones frescos

  • 600 g de langostinos crudos

  • ½ Pimiento rojo

  • ½ Pimiento verde

  • 3 Tomates de ensalada rojos pero firmes

  • 1 Cebolleta

  • 1 diente de ajo

  • Unas ramitas de perejil

  • Aceite de oliva extra virgen

  • Vinagre de jerez

  • Sal

  • Reducción de Pedro Ximénez

Preparación

  1. Pon una cazuela con 2 litros de agua a hervir, cuando rompa, introduce los mejillones, pon la tapa y deja que se abran por completo (unos 3 minutos).
  2. Sácalos con la espumadera en un recipiente aparte para dejarlos enfriar. Deja la cazuela al fuego hasta que el agua vuelva a hervir, introduce entonces los langostinos y deja que se cuezan 2 minutos sin remover. Sácalos en otro recipiente con agua fría.
  3. Extrae los mejillones de su cáscara y pícalos. Pela los langostinos. Corta las verduras en daditos muy pequeños (brunoise). Pica muy finos el ajo y el perejil.
  4. Mezcla las verduras cortadas con las colas de langostino cocidos y los mejillones en un recipiente y alíñalo al gusto con el aceite, vinagre y sal. Deja reposar un par de horas en la nevera.
  5. Mientras tanto llena una olla grande con agua, una cucharada de sal y un buen chorro de aceite, pon al fuego fuerte y espera que se ponga a hervir. Cuando rompa, introduce las placas de lasaña una a una removiendo para que no se peguen y cuece durante 5 minutos. Saca las placas en un recipiente con agua fría.
  6. Monta cada plato con una capa de salpicón, una placa de lasaña, más salpicón, otra de pasta y al final más salpicón. Decora al final con la reducción y con un poco de perejil picado.