• 6
  • right_icon alta
  • 50 Mins

Ingredientes de la receta

  • 12 placas de Lasaña Directa al Horno Gallo

  • 80 g de Harina de Trigo Gallo

  • 80 g de queso manchego rallado

  • 50 g de queso azul

  • 100 g de queso gruyere rallado

  • 100 g de queso cheddar rallado

  • 80 g de mantequilla

  • 200 g de nata para montar (35 % m.g.)

  • 600 ml. de leche

Preparación

  1. Para el relleno, mezcla la nata y la leche en un recipiente.
  2. Derrite la mantequilla en un cazo a fuego lento y cuando esté líquida, echa la harina y cocínala durante 5 minutos sin parar de remover, no dejes que coja color dorado.
  3. Sin parar de remover debes ir echando la mezcla de leche y nata poco a poco hasta acabarla.
  4. Reparte esta bechamel en 4 recipientes y añade en cada recipiente un queso rallado diferente, removiendo para que se integre.
  5. Para el resto de preparación, pon a remojar en agua tibia las placas de lasaña hasta que estén blandas.
  6. Escurre 4 placas, sécalas y colócalas sobre la encimera. Cúbrelas con la crema de manchego repartiendo una capa uniforme. Enrolla cada placa sobre sí misma formando 4 rollos cilíndricos.
  7. Repite esta operación con las cremas de queso azul y queso gruyere. Reserva la mezcla de cheddar.
  8. Cuando los cilindros estén fríos, corta cada uno en 4 rodajas de igual anchura.
  9. Engrasa una fuente de horno con un poco de aceite, a continuación coloca las caracolas sobre el fondo en vertical, puedes alternar los diferentes quesos o hacer tres sectores de quesos diferentes.
  10. Calienta en un cazo la mezcla de queso cheddar, si está demasiado espesa, añade más leche removiendo con las varillas (debe quedar como una salsa fluida). Distribuye la crema de queso cheddar por encima de las caracolas.
  11. Precalienta el horno a 160º, y coloca la fuente con los rollos en el nivel del medio durante 15 minutos (al final puedes encender el grill para gratinar más la superficie).