El índice glucémico es una medida que se utiliza para clasificar los alimentos según la calidad de los hidratos de carbono que contiene en función de su efecto en los niveles de glucosa en sangre (azúcar en sangre). Es decir, mide la velocidad con la los hidratos de carbono de un determinado alimento aumentan los niveles de glucosa en sangre en las horas posteriores a su ingesta.

 Los alimentos con un IG alto (superior a 70) provocan una rápida subida de los niveles de azúcar en sangre, mientras que los de IG bajo, provocan una subida lenta y progresiva. En la clasificación de los alimentos siempre se toma como valor de referencia la glucosa con un valor de 100.