¿Estás a régimen? ¡Sigue disfrutando de la pasta sin aumentar las calorías de tu dieta!

No es necesario eliminar la pasta de la dieta cuando estás a régimen. A continuación te sugerimos unos trucos que te permitirán seguir disfrutando de este delicioso plato sin aumentar las calorías de tu dieta de forma alarmante.

– Cocina la pasta “al dente”: cocinar la pasta durante menos tiempo permite que sea ligeramente menos digerible, por lo que desciende su índice glucémico.

– Acompáñala con verduras: utiliza vegetales variados que combinan bien con platos de pasta (tomate, champiñones, cebolla, calabacín). También la puedes añadir en una ensalada de hortalizas crujientes.

– Combínala con carnes magras: una buena elección para mantener bajo el aporte de grasa es escoger carnes con alto contenido en proteína y bajo contenido en grasa (pollo, conejo, pavo, huevo o ternera magra).

– Evita usar salsas muy calóricas y grasientas: evita el uso de salsas carbonara, con bases de mantequilla, nata para cocinar, huevo y guarniciones como el bacon.

– Escoge pasta integral: la pasta integral tiene un mayor contenido en fibra, su efecto saciante te ayudará a quedar satisfecho con menos cantidad.