La pasta al huevo ofrece mayor resistencia a la cocción por lo que mantiene mejor el dente. Está hecha para disfrutar del placer a diario porque aporta a la pasta de sémola de trigo duro la suave textura del huevo y su sabor más intenso.