¿Tienes invitados y quieres sorprenderles? Prueba este truco que gusta a todo el mundo y obtendrás una pasta crujiente y sabrosa que, seguro, no dejará indiferente a nadie.

Elige cualquier referencia de pasta fresca Gallo,  cuyo relleno contenga queso.

Fríelos en  abundante aceite, directamente desde el paquete, con cuidado para que no se rompan ni quemen las piezas (Hay que estar atento ya que se fríen  muy rápido y queman con facilidad). 

Disponlos en una bandeja sobre papel absorbente y sírvelos solos o como dip, acompañados de Salsa de Tomate Artesana Gallo o un poco de rúcula.