Todo el proceso de elaboración y envasado de la pasta debe estar sometido a rigurosos controles de seguridad para permitir una correcta trazabilidad del producto a lo largo de todo el proceso y posterior expedición de la pasta, desde nuestros almacenes hasta el plato de nuestros consumidores.

Desde la recepción del trigo, pasando por la transformación en sémola, amasado, extrusión, secado y ensilado de la pasta, hay controles de calidad para garantizar que el producto obtenido proporcionará entera satisfacción a nuestros clientes y consumidores.

Todos los controles de calidad (microbiológicos, físicos, químicos) son grabados y archivados para poder asegurar que nuestros productos cumplen los más altos criterios de calidad y seguridad alimentarias garantizando además la trazabilidad de nuestra pasta a partir de los números de lote que figuran en cada paquete.

Para Grupo Gallo, la calidad es filosofía y la seguridad de nuestros consumidores es la razón para poder mantener su confianza en nuestros productos y servicios.

Gallo es regularidad:

  • Asegura calidad materia prima
  • Resultado perfecto del plato