La mesa está servida, Gallo viste tus platos y tu mesa. Descubre como encontrar consejos para decorar la mesa, guías sobre el vino, los mejores restaurantes.

Incluso podrás editar y crear tus menús para invitados. Con Gallo vas a lucirte.

En primer lugar…

Decidiremos los platos del menú y cómo los serviremos en función de:

  • El número de invitados.
  • La formalidad del evento.
  • Si asistirán niños.
  • Si nos sentamos a la mesa u organizamos un buffet.
  • Época del año (lo mejor es aprovechar los productos de 
    temporada o platos tópicos de las fechas).
  • Si se trata de una comida, una merienda, una cena, un 
    brunch

Debemos informarnos, si es posible, si asistirá alguna persona con alergia, intolerancia o rechazo a algún alimento. Podemos tener como invitados a personas que por sus creencias o modo de vida no tomen carne, alcohol…

Hay que valorar si organizador, cocinero y camarero son la misma persona o contaremos con ayuda.

Si lo organizamos todo nosotros

  • Elegiremos platos que queden prácticamente listos con antelación.
  • Es mejor cocinar estofados o platos al horno.
  • Es más práctico servir la comida en fuentes para que en la mesa se sirva cada uno.


Un preparado a la plancha requiere que estemos en la cocina hasta el último momento y, según el número de invitados, podemos arriesgarnos a que llegue frío a la mesa.

Si tenemos ayuda

  • Podemos hacer preparaciones de último momento como frituras, un pescado o carne a la plancha
    Con suficiente espacio en la cocina nos podemos animar a hacer un emplatado individual.

En cualquier caso, debemos disfrutar de la mesa y pasar el máximo tiempo posible con nuestros invitados

¿De cuántos platos debe constar un menú?

Podemos elegir entre varios formatos: buffet, menú clásico o menú degustación. Dependiendo de cuántos platos incluyamos, cambiará el tamaño de las raciones

Menú buffet

Mejor primar variedad sobre cantidad para que el buffet sea más vistoso.

Son más cómodas las preparaciones frías o las que no pierdan calidad si se comen tibias.

  • Ensaladas: de pasta, vegetales
  • Pescados marinados, escabechados, sushi
  • Embutidos.
  • Pasteles salados: quiches, empanadas, terrinas…
  • Tortillas.
  • Fruta preparada y todo tipo de dulces.

Las brochetas y las porciones individuales, por ejemplo en forma de montaditos, son muy prácticas.

Menú clásico

  • Primer plato
  • Segundo plato
  • Postre

Podemos incluir un aperitivo al principio y algún bombón para tomar con el café. 

Menú degustación

  • Primer plato frío
  • Primer plato caliente
  • Pescado
  • Carne
  • Postre ligero
  • Postre final

+ Platos
– Cantidad por plato

Por supuesto podemos acortarlo a nuestro gusto.

Mientras llegan los invitados

Los snacks son una buena idea. Algunas opciones:

  • Grisines
  • Spaguettis fritos y salados
  • Frutos secos
  • y todo tipo de chips y crujientes a los que podemos dar un toque diferente espolvoreando curry, sésamo, sal ahumada o alguna hierba aromática seca.

Podemos preparar un cóctel de bienvenida (con o sin alcohol), aunque también es recomendable tener algunos refrescos y otras bebidas.

Algunas ideas

Como entrante:

  • En épocas de calor sopas o cremas fresquitas de melón, sandía, remolacha, una vichysoise, un gazpacho
  • En épocas de frio sopas o cremas calentitas o tibias: Sopa de fideos, sopa de ajo, crema de champiñones o calabaza

Cuando elaboramos un menú, hay que intentar no utilizar el mismo producto o ingrediente en los diferentes platos para que no sea repetitivo.

Si hay niños podemos hacerles un guiño preparando algo especial para ellos.

Si no tenemos mucho tiempo para cocinar, podemos organizar unos primeros platos a base de embutidos, patés, ensaladas y después escoger entre la variedad de platos preparados que ofrece Gallo con los que quedar estupendamente.

De postre, la fruta siempre es la mejor opción. No obstante, podemos ofrecer un helado o pastel, y si no somos mucho de dulce, montar una tabla de quesos.

Quizás algún invitado acuda con un postre o vino con el que no contábamos. Pongámoslo en la mesa en agradecimiento junto con lo que hemos preparado.

Hablando de vino…

A la hora de escoger el vino, además de buscar el que mejor acompañe el menú, debemos tener en cuenta los gustos de los invitados. Puede ser recomendable tener una opción de tinto y otra de blanco. Si no somos unos grandes entendidos, siempre podemos acudir a una tienda especializada para dejarnos aconsejar.

No nos olvidemos del pan

Puede ser interesante tener diferentes tipos:

  • Blanco
  • Integral
  • Multicereales
  • Tipo biscotte para patés y quesos
  • De aceitunas negras
  • Nueces

Los panecillos individuales son muy prácticos para combinar diferentes variedades.